Topicazos cerveceros: Poco alcohol indica cerveza plana… FALSO!

¿Puede una cerveza de 4 grados tener vivacidad y carácter?

SÍ, y mucho  …si sabes elegir el estilo de cerveza

Existe la creencia extendida entre los aficionados de que el carácter e intensidad de una cerveza viene acompañado de un buen cuerpo y alta graduación alcohólica, e incluso que van de la mano. No es una opinión totalmente desencaminada, ya que un mayor cuerpo y graduación suelen estar relacionados con un mayor grado plato inicial (porcentaje en masa de sacarosa al inicio de la elaboración de la cerveza) y este, a su vez, con una producción durante la fermentación de una mayor cantidad de las sustacias responsables de los aromas y sabores.

No obstante, este es sólo uno de los factores. Tan o más importante como la cantidad de “materia prima” que tenemos al inicio de la elaboración es la calidad y características de la misma. Claro está que, si estamos acostumbrados a movernos en un único estilo (la German Pilsner industrial que elaboran, cada una a su manera, todas las grandes cerveceras y que, hay que admitirlo, supone la inmensísima mayoría de las cervezas producidas en el mundo), entonces estaremos moviéndonos en una franja en la que las diferencias entre cervezas son muy pequeñas en los ingredientes o la elaboración, casi de matiz. Sí, me refiero efectivamente a esa sensación de que muchas industriales, que no todas, saben igual… salvo quizá cuando nos ofrecen una Märzen, el estilo de Lager Bock más conocido por el gran público, con más malta, cuerpo y alcohol que una Lager “normal”. Blog 99CervezasY entonces concluimos, a falta de una experiencia más amplia, que si queremos mayor carácter en una cerveza hemos de buscar mayor graduación (el cuerpo no lo conoceremos hasta que la probemos).

Sin embargo, sabemos que la German Pilsner y sus recetas hermanas no son la única manera tradicional de elaborar cerveza, ni siquiera la más antigua. Al contrario de lo que parecen pensar algunos que me han pedido cerveza “que sepa a cerveza” (sic), las posibilidades son enormes, inmensas. Diferentes tipos de levadura producen diferentes cervezas, empezando por los grandes grupos de levaduras Lager y Ale que dan lugar a las dos grandes familias de estilos del mismo nombre, y siguiendo por la participación de otros microorganismos, tan decisivos en el resultado final (especialmente en elgunos estilos belgas). Lo mismo pasa con la veintena larga de tipos de malta, cuya mezcla tiene tanta incidencia en el color y cuerpo, además de en el sabor y aroma. Así mismo, diferentes tipos de lúpulo (más de 100) y la forma en que se usan y combinan durante la elaboración dan muy diferentes notas en nariz o en boca, hasta el punto de que el lúpulo es en el mundo de las microcerveceras el auténtico rey. Incluso las aguas aportan notas muy características a familias de estilos enteras, como lo hacen las aguas duras a los estilos de la Escuela Cervecera Británica o las aguas saladas a estilos como el Gose y el Geuze. Y luego, por supuesto, está la magia del maestro cervecero.

En este sentido, hay estilos que, gracias a las características de sus ingredientes y las peculiaridades de su elaboración, son capaces de ofrecer experiencias intensas y complejas con graduaciones muy bajas. Es el caso del estilo Session IPA, con sus lúpulos extremadamente aromáticos que traen intensísimas notas de mango, piña, papaya o melocotón, por poner sólo las notas frutales de un conjunto a menudo complejo y sorprendente en cervezas de poco más de 4 grados alcohólicos (en parte por la forma en que se usan los lúpulos), o de las cervezas de estilo Gose, con sus notas ácidas y saladas que le dan tanto caracter, con frecuencia sin superar los 5 graditos, por poner sólo dos ejemplos.

Si buscas una experiencia más intensa en una cerveza, o quizá simplemente diferente (sin despreciar desde luego el buen hacer de muchas German Pilsner), te recomiendo que olvides la referencia “más alcohol = más intensidad” y te lances a la exploración de tantos estilos como puedas encontrar. Es un viaje de descubrimiento apasionante, sorprendente, del que realmente ya no se vuelve. Verás la cerveza con nuevos ojos, admiración e incluso respeto por una obra de arte alimentaria que lleva con nosotros miles de años.

 

Un saludo y buena cerveza,

Juan Cano-Arribí
Doemens Biersommelier

You May Also Like

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Espere ! ...se deja un REGALO
 
Suscríbase al Boletín 99 Cervezas y
OBTENGA UN 10% DTO
Además, le enviaremos promociones exclusivas para suscriptores,
y le haremos algún regalito de tanto en tanto.
Sí, quiero recibirlas
close-link
Finalice su pedido HOY
y llévese GRATIS

2x Naparbier
pumpkin Tzar
No tiene que hacer nada especial para conseguir sus cervezas de regalo. Sólo haga un pedido de cervezas y nosotros añadiremos las 2 botellas a su caja (no incluya las 2 cervezas gratis en su pedido).
close-link
Suscríbase al boletín 99cervezas y obtenga un 10% dto
OK
close-image